Inicio » Estrategia » Cómo hacer un blog exitoso

Cómo hacer un blog exitoso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Puedes utilizar un blog como una guía educativa sanitaria, un tablón de anuncios de lo que ofrece tu clínica o de tu agenda, un resumen de noticias relacionadas con la salud o con tu especialidad sanitaria, un lugar donde explicar lo que haces día a día, una sección de preguntas frecuentes que te hacen los pacientes, un lugar donde compartir el resumen de tu último viaje o un sitio donde expresar tus pensamientos y opiniones. Y seguro que hay más opciones de enfoques para un blog exitoso, estas son las que más frecuentemente he visto y recuerdo.

¿Qué es un blog?

Tener un blog supone la divulgación por internet cada cierto tiempo de un bloque de información (que llamaremos artículo o post). Cada bloque queda archivado según la fecha de publicación y típicamente se muestra el último bloque más arriba. Es decir, los post se van ordenando del más reciente al más antiguo.

Respecto al formato, yo recomiendo que el más utilizado sea el texto. Pero que cada post escrito sea reforzado y complementado (con imágenes, vídeos o audios) lo va a hacer más atractivo y facilitará que se fije la atención del lector.

Hay quien publica todos los días y quien lo hace una vez al año. Lo recomendable hoy en día es publicar con frecuencia semanal al menos.

Hay a veces confusión entre lo que es un sitio web y un blog. De entrada, un sitio web puede ser de varios tipos: una sola página, un simple blog, una escuela online con distintos cursos, una tienda online que vende productos, etc . Lo más habitual es que nos encontremos con sitios web que aglutinan varios de esos tipos.

Un sitio web puede o no contar con un blog. Yo siempre recomiendo que exista esta sección (no con ese nombre necesariamente), pero puede no existir.

8 Razones para mantener un blog

Te muestro aquí las potentes razones por las que contar un blog te puede beneficiar:

  • Te permite contar con un ámbito donde tienes total libertad de expresión.
  • Tú decides sobre qué escribir y cuándo. Puedes enfocarte en tu afición favorita o en tu profesión, incluso tener varios blogs. Las barreras y los límites los pones tú. Personalmente encuentro esto muy motivador.
  • Es una herramienta muy útil para mejorar el posicionamiento en google de forma natural. Además, es adaptable, puedes ir modificándolo siguiendo las tendencias del algoritmo de google.
  • Te puede servir como base para escribir un libro, grande o pequeño, en formato digital o en papel. Resalto que solo deberías utilizarlo como base, no copiarlo luego tal cual. Más adelante, en el apartado de los pilares, explico cómo se debería redactar.
  • Mejora tus habilidades comunicativas. Si lo haces bien te obliga a aprender sobre didáctica y a adaptarte a todos los niveles lo máximo. Amplías la gama de palabras y expresiones para explicarte con los demás.
  • Aprendes porque la mejor forma de fijar conocimientos es explicarlos. Da igual que estés empezando con un tema, siempre puedes enseñarle algo a alguien de forma fácil y ahorrarle tiempo.
  • Para un negocio vinculado con la salud es una forma muy asequible de contar con un lugar donde explicar todos los pormenores del día a día, desde el resumen de lo que aprendiste en el último evento al que acudiste (relacionado con tu profesión) hasta las bondades de la nueva maquinaria que has adquirido para tu centro.
  • Potencia tu imagen de marca solvente, fuerte y moderna. Permite de forma sencilla actualizar y ampliar tu sitio web por lo que da imagen de dedicación y de que cuentas con recursos.
  • Mejora la atención al paciente o al cliente. Es un lugar perfecto para explicar tus casos de éxito, narrar cómo otros pacientes han superado ciertas barreras o solucionar dudas frecuentes. De esta forma mejoras la experiencia de cualquiera que se relacione contigo.

Cómo empezar con un blog

Si eres nuevo en esto te dejo aquí los principales pasos que te recomiendo dar:

Temática, tono y grado de exposición

Piensa la temática principal y divídela en varias categorías. Que no sean más de 6 o 7 para no dispersarte demasiado.

Decide el grado de exposición que vas a mostrar. A más valentía más éxito. Normalmente esto va unido a lo relevante que quieras llegar a ser.

Identifica los valores y el tono por los que quieres ser reconocido. Por ejemplo, hacer pequeños vídeos de apoyo al texto no tiene por qué significar estar días aprendiendo a montar un vídeo y dedicando un montón de recursos a montar en casa una sala de grabación.

Comienza a recopilar contenidos

Da prioridad al mensaje sobre la forma. En mi caso me he atrevido a publicar de vez en cuando pequeños vídeos de apoyo a los artículos que publico. Tengo en mente empezar a añadirles textos y música e incluso mostrar una presentación en la que no se me vea pero sí se oiga mi voz explicando.

Establece un planning de contenidos con un calendario. Empieza por escribir tres artículos para que nada más lanzar el blog ya tengas algo que poner.

Infórmate sobre la tecnología

En primer lugar, recomiendo que te compres tu propio dominio y cuelgues ahí tu blog. También recomiendo WordPress. Antes de conocer a fondo esta tecnología probé con otras herramientas, incluso desarrollando desde cero un blog.

De entre todas las herramientas de blogging, me quedo con WordPress por su escalabilidad, versatilidad, la gran comunidad de expertos que hay detrás y porque hoy en día se considera un estándar.

A la hora de decidir entre una tecnología u otra te advierto de la importancia de contar con la mayor libertad posible y el mayor control. Sobre WordPress hay mucha información y siempre puedes encontrar un recurso formativo o a una persona que te pueda ayudar.

Con herramientas más rebuscadas o con desarrollos completamente a medida te arriesgas a ser totalmente dependiente de alguien, con todo lo que eso conlleva.

Por otro lado, WordPress te permite tener el grado de control que desees. Puedes desde delegar todo hasta encargarte tú mismo/a de todas las tareas incluyendo las más técnicas como las actualizaciones o los rediseños. Entre ambas opciones hay multitud de situaciones intermedias que otras soluciones tecnológicas no ofrecen.

Encuentra tu equilibrio entre valentía, tiempo dedicado a aprender y dinero invertido en herramientas.

Dedica algo de tiempo a diseñar tu blog

Alguien que empieza y abre un blog se encuentra con páginas de dos tipos:

  • La página resumen con los últimos artículos del blog o con todos. Aquí suelen poner antes una pequeña introducción hablando sobre lo que hacen y quienes son.
  • La página de cada artículo donde se desarrolla cada bloque de información con un título concreto.

Diseña a tu gusto cada tipo de página antes de empezar a publicar y así más adelante te podrás concentrar en desarrollar el contenido y en pequeños ajustes.

Hay bloggers que agrupan los artículos mostrando en la página general del blog más arriba los posts más leídos, destacando el último o solo mostrando un grupo de artículos escogidos según un criterio. Te muestro ejemplos de cómo diseñar estéticamente la página general del blog:

  • Presentar solo los 3 o 4 últimos publicados
  • Mostrar solo los que han tenido más comentarios
  • Que se vean solo los que han tenido más votaciones
  • Organizarlos por categorías

De cualquier modo, debería existir una forma sencilla de acceder y a todos los artículos bien sea seleccionándolos por fecha, según la categoría o por palabras (etiquetas) de las que hablen.

Respecto al diseño de la página correspondiente a cada post, típicamente deberían mostrarse de forma automática y por orden:

  1. La fecha de publicación
  2. La fecha de actualización
  3. El autor (podría ser que en el futuro alguien te escriba un artículo)
  4. El título de cada artículo
  5. La opción de compartir en redes sociales
  6. Una introducción
  7. Un guión de lo que se va a tratar en el post
  8. Nuevamente la opción de compartir en redes
  9. Un pequeño resumen sobre el autor
  10. La opción de dejar un comentario
  11. Enlaces para visitar otros artículos tuyos relacionados (con un pequeño resumen sobre aquello de lo que tratan)

Publica y difunde

Publica tu blog con tres entradas y con el diseño completo (al menos inicialmente). Difúndelo lo máximo que puedas.

Cómo ser un blogger exitoso

Un blog exitoso significa para mí que tiene un contenido lo suficientemente rico como para que interese. Y lo debe hacer de tal forma que los que lo visiten saquen tiempo para leerse de arriba abajo los post.

Pero no es suficiente. Si casi nadie lo conoce, es complicado. Así que, además, tiene que ser conocido y popular entre aquellos a los que se dirige. O lo que es lo mismo, debería ser uno de los blogs más visitados en su ámbito.

Un sitio de referencia y de culto para los entendidos en el sector de la salud y en la especialización concreta, vamos.

Yendo un poco más allá, debería cumplir con las expectativas del que lo ha creado. ¿El que escribe busca que le consideren un referente? ¿Que se suscriban a su lista de correos? ¿Que le contacten directamente? ¿O quizás está escribiendo un libro poco a poco y luego va a recopilar todos los post?

Los objetivos del promotor del blog pueden ser variados, así que el éxito también se puede medir por la consecución en el tiempo de esos objetivos.

Otro tema es que se defina el éxito como conseguir dinero con un blog. Quizás, una vez seas un blogger famoso o reconocido aspires a ganar dinero con él y lo quieras monetizar, aunque solo sea para cubrir los gastos de mantenerlo. Sobre eso podemos hablar otro día. 

Los 17 pilares de un blog exitoso

Te dejo aquí un listado con consejos sobre las competencias y áreas a las que tienes que prestar atención para que tu blog llegue a ser famoso. Y te doy no solo uno o dos, sino 17 consejos.

Conoce y enfócate en tu lector

Te puede leer tu paciente, un familiar de él, un posible colaborador o un académico. Procura inspirarte y ponerte en sus zapatos.

Apunta sus dudas y los temas importantes que ronden por su cabeza (lógicamente relacionados con la temática de tu blog y más concretamente de tu artículo). Se lee mucho más aquello que nos quita preocupaciones y nos da soluciones.

Unos artículos pueden estar más enfocados en el lector que es un profesional sanitario y otros más en el paciente.

Lo que publicas puede ser visto por cualquiera

Mi intención no es bloquearte y que te de miedo, al contrario, recomiendo abrir un blog a cualquier persona. Pero quiero dejarte claro que por un lado debes publicar con responsabilidad y que por otro lado lo anodino no se hace famoso ni se lee. Da la bienvenida a la creatividad.

Escribe al menos 1500 palabras en cada artículo

De entrada puede que te cueste mucho, pero si escribes sobre un tema que dominas no es imposible.

En mi caso particular empiezo por escribir las ideas principales que quiero transmitir y las desarrollo. Comienzo a redactar y según voy plasmando lo que quiero decir se me van ocurriendo otras ideas que apoyan mi mensaje.

Hago un primer guión del artículo con los títulos y los subtítulos y continuo escribiendo. Voy repasando el número de palabras que llevo para no pasarme ni quedarme muy corta.

Tiendo al perfeccionismo y eso hace que repase cada poco, pero los que saben de esto recomiendan escribir del tirón y solo al terminar repasar todo y dar forma. Lo cierto es que se mejora y mucho con la práctica, ¡así que ponte a la acción cuanto antes!

Enlaza a sitios web de prestigio

Este recurso es muy útil para que a google le guste más nuestro blog y nos posicione mejor, pero además refuerza tu competencia en la temática y respalda lo que escribes.

Escoge las palabras que usas

Usa palabras que empaticen con tu paciente y que éste busque, especialmente en los títulos. Sobre esto siempre insisto mucho.

Una cosa es que te pongas mentalmente en la piel de quien te lee y otra muy distinta que aciertes a la primera con la forma concreta que tiene de expresar sus dudas y de realizar sus búsquedas de información. Yo procuro hacer previamente a la redacción de cada artículo una búsqueda de palabras clave.

Apunto aquí la importancia de no ser demasiado repetitivo con las palabras. Yo uso un diccionario online de sinónimos.

Usa párrafos cortos

Siempre digo que cuando escribes en tu sitio web no estás escribiendo un libro (aunque sí puedes estar recopilando material para hacerlo más adelante).

Las personas que te leen en una pantalla seguramente lo hacen desde su móvil, con prisas o con interrupciones. Los párrafos cortitos facilitan la lectura.

Cuida el tipo de letra

El tipo de letra debe ser de fácil lectura, tanto por el tamaño como por el estilo. Ni siquiera en los títulos pondría tipos de letra muy artísticos, piensa que lo que persigues es transmitir un mensaje.

Diseña cada artículo para que sea fácil de leer

Me refiero aquí a cosas como que en la versión de escritorio no ocupes todo el ancho de la pantalla y obligues al lector a mover mucho los ojos de izquierda a derecha.

Otro ejemplo es el de no colocar distracciones, muchos colores o imágenes en movimiento que pongan trabas a la hora de concentrarse.

Ofrece y muestra el contenido de varias formas

Enlaza a un vídeo explicativo o resume las ideas en forma de listado. Utiliza cualquier recurso didáctico que te sea sencillo de manejar, como puede ser una infografía, un esquema o incluso un audio.

Muestra una tabla de contenidos al principio

Una tabla de contenidos es una especie de índice de cada artículo. Permite al lector elegir si quiere ir a un apartado directamente o al menos hacerse una idea de los temas que se van a tratar.

Muestra claramente la opción de compartir

Da la opción de compartir cada artículo en redes sociales o por email de forma clara, esto puede ayudar a que sea difundido.

Muestra fecha de publicación y de actualización (ambas

Por defecto no suele venir esta configuración, pero merece la pena añadirla. Aporta información relevante porque permite saber si un tema está desarrollado con datos y enfoque actuales y puede servir como referencia en el momento de la visita.

Una de las pegas que se le achaca a internet es que hay muchos artículos de baja calidad y desactualizados que los neófitos no pueden distinguir. Como no muestran la fecha de la última actualización es muy difícil saberlo.

Colabora y favorece la creación y difusión de recursos de calidad y que realmente ayuden.

Invita a que otros participen en tu blog

Invita a otros profesionales con contenido que pueda interesar a tus lectores a que escriban en tu blog. O les puedes hacer una entrevista y resumirla después.

Sobre el tema que explicas es imposible que seas la persona que más sabe. Así que cubre huecos con otro/s experto/s que aporten un plus y aumenten la calidad de tu blog.

Escribe tú en blogs de otros

Busca escribir tú en el blog de alguien que tenga como lectores a tu público objetivo. Quizás esto venga de forma natural cuando tengas muchos visitantes y lectores, pero no pasa nada por intentarlo con antelación.

Aprende copywriting

Aplica técnicas de copywriting con el objetivo de no aburrir y que la gente se enganche y disfrute leyendo tus post.

Potencia la difusión y visibilidad

Aparte de a tus conocidos, difunde los artículos a través de las redes sociales. Utilízalos como referencia cuando tengas que explicar más sobre algún tema relacionado. Informa a todos tus pacientes y colaboradores que tienes un blog con la temática tal o cual. Si das una charla, un curso o un taller nombra la url de tu blog cuando te presentes.

Que las herramientas sumen y no resten

Usa plantillas orientadas de entrada a la lectura para que no tengas que hacer muchos cambios después. Vigila que el alojamiento de tu blog no esté ralentizando la carga del blog.

Dedica un tiempo a aprender cómo utilizar cada herramienta tecnológica para no perder tiempo en pruebas y para conocer sus posibilidades o saber delegar su uso.

Espero haberte clarificado lo que es un blog y cómo te podría beneficiar. Si necesitas ayuda para comenzar uno o quieres que comentemos cualquier cosa sobre este tema contacta conmigo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
María Encina

Ayudo a profesionales de la salud a tener más pacientes y a ser más valorados mediante consultorías, el diseño de su sitio web y un programa personalizado.

2 comentarios en “Cómo hacer un blog exitoso”

Deja un comentario

Artículos relacionados
Táctica

¿Qué es el email marketing y cómo puede aprovecharlo un profesional de la salud?

En general, el email marketing es una técnica de marketing digital para atraer y fidelizar clientes que se fundamenta en ir creando una base datos de emails de posibles y de actuales clientes. Lo adecuado es que se vayan añadiendo a esa base de datos “relaciones”, no direcciones de correo compradas o de personas que no tienen ningún tipo de conexión con nosotros. Hay que prestar atención, además, a que las personas nos autoricen de forma correcta a enviarles emails y a guardar sus datos.

Leer más...
Aprende para qué sirve Google Tag Manager, cómo se configura y da tus primeros pasos. Encina Digitaliza.
Herramientas

Primeros pasos con Google Tag Manager

A modo de introducción quiero dejar claro que esta herramienta la considero adecuada para cualquiera que tenga una web y quiera mejorar su rendimiento. Su traducción directa es Administrador de Etiquetas de Google, lo que te puede dejar un poco frío/a así de entrada. No te asustes, si sigues leyendo

Leer más...

¿Quieres ser más valorado y así atraer a los clientes que quieres?

Durante un tiempo limitado estoy regalando una sesión inicial estratégica de 30 minutos