Inicio » Desarrollo Web » Desarrollo de un sitio web I

Desarrollo de un sitio web I

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Después de un tiempo de dedicación al desarrollo de sitios web voy a iniciar una guía para las pequeñas empresas que hoy, en la primavera del 2018, se planteen cómo desarrollar/actualizar su sitio web. Puede servir a aquellas que van a contratar total o parcialmente el trabajo por cuenta ajena o a las que lo quieren gestionar por sí mismas. He visto que muchas personas no saben por dónde empezar y/o tienen miedo. Después del boom de las páginas web pasado, ha habido muchos chascos. Quizás las expectativas no se vieron cumplidas o quizás se habían creado unas irreales. Pero para mi el fracaso (puede no ser tal, ya que a veces se necesita un tiempo de espera) en la mayoría de los casos ha venido porque se publica una página o un ecommerce sin involucrar a la empresa en su totalidad.

Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias (Albert Einstein)

Todo lo comentado me lleva a la estrategia digital. Debería ser uno de los puntos de partida, me atrevo a decir, no sólo para el desarrollo de un sitio web, sino para cualquier cambio empresarial. Pensemos que una página web es como un escaparate de una tienda, el cual forma parte de la estrategia de marketing y ventas de dicho establecimiento. Habría que hacer una reflexión sobre el público al que nos vamos a dirigir en internet, qué es lo que necesita y cómo lo encuentra… y ponérselo lo más fácil posible. Preocuparnos de lo que nuestro público haga supone también reflexionar sobre qué redes sociales utiliza y qué tipo de información busca. Pensemos en enfocarnos en torno a ayudar al cliente con su necesidad y traslademos esto a lo online. Podemos captar más clientes de un determinado tipo o incluso ampliar/complementar una línea de negocio.

Aquellos que ya llevan un tiempo funcionando (offline u online) tienen fácil saber lo que le gusta a sus clientes fieles, pueden incluso preguntárselo y pedir opinión sobre lo que se esperaría de ellos a través de internet o sobre cómo se recibirían ciertos cambios. Estos clientes formarán parte de los primeros usuarios que tengamos online. Deberíamos preguntar también a nuestros empleados/colaboradores su apreciación sobre las modificaciones que puedan venir en su desempeño diario y sobre sus percepciones actuales. Podemos aprovechar para poner en relieve fortalezas que no estábamos explotando al máximo.

Si hacemos bien el trabajo al elaborar una estrategia digital vendrán como consecuencia cambios, por ejemplo en el planning de tareas, en la gestión de los recursos humanos, en lo referente al stock o en los colores del logo/branding. Es una labor muy constructiva y bonita para quienes amen su dedicación profesional. Animo a todas las empresas a entregarse a la tarea de elaborar una estrategia digital. Lo que van a aprender de sí mismas siempre va a resultarles útil.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Artículos relacionados

Big Data: la dificultad que entraña evaluar la cantidad masiva de datos

Según mi opinión, muchos dichos populares tienen la capacidad de sintetizar grandes interrogantes y nos hacen cuestionarnos las posibles soluciones que existen ante un problema. En esta ocasión, se me ha planteado la siguiente cuestión conforme voy aprendiendo más sobre el Big Data: ¿existen finitas posibilidades de obtener información valiosa a través de los datos? Porque todo parece indicar que no es así.

Leer más...

¿Quieres ser más valorado y así atraer a los clientes que quieres?

Durante un tiempo limitado estoy regalando una sesión inicial estratégica de 30 minutos