Breve guía para ser precavidos con nuestra imagen en internet

Un poco sobre el lado oscuro

Existe un número limitado de herramientas que a través de internet (google, linkedin, facebook, twitter, pinterest, wordpress, blogger, etc.) utilizamos muchas personas. Mediante ellas generamos y expandimos datos acerca de nosotros, nuestra cultura y nuestros contactos. Los dueños de estas empresas o marcas comerciales tienen acceso a todo nuestro Big Data. Conforme éste se multiplica, la información y el poder que les otorga es cada vez mayor. Actualmente, si alguien es capaz de desarrollar un software que a través de internet se utilice diligentemente por muchas personas, adquiere automáticamente una supremacía sobre los demás (tanto económicamente como por el conocimiento al que accede).

En ocasiones, además, es discutible la necesidad que se crea respecto a cada nueva herramienta que se pone de moda. Y está claro que nadie da duros a peseta, por lo que si algo es “gratis” hay truco.

 

Indicaciones para no estar tan a merced de intereses ajenos

– Lo que se publique en la red debe ser algo que no nos cause preocupación si pensamos en que se vea, comparta o copie por cualquier persona de cualquier parte del mundo.

– Debemos administrar y distinguir unas herramientas de otras, así como diferenciar los grupos de personas con los que nos relacionamos en función del grado de intimidad que tengamos con cada una.

– En lo que respecta al uso de una app que nos bajemos, cuando la instalemos debemos poner atención a los permisos que nos solicita. Deben ser coherentes con el servicio que la app nos ofrece. Si no nos cuadra, sugiero preguntar antes de tener en nuestro dispositivo una fuente innecesaria de dispersión de nuestro datos por doquier.

– Poner cuidado en nuestra navegación: internet es como un iceberg descomunal. La mayor parte de la red está plagada de asuntos turbios, oscuros y poco recomendables. Es como las malas compañías: “dime con quién andas y te diré quién eres”. Creo que no hace falta especificar los sitios y las búsquedas en internet que no deberíamos frecuentar. Sigamos la máxima de que “quién a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”.

– En muchas ocasiones, es innecesario llevar un dispositivo que tenga habilitado “Location”. Lo podemos necesitar justificadamente, por ejemplo, si estamos de viaje y queremos llegar a un sitio.

– Antes de publicar, pensar en toda la información que estaríamos difundiendo tanto explícitamente como implícitamente. Por ejemplo, si explicamos con pelos y señales nuestro itinerario de viaje al mismo tiempo que lo realizamos, proclamamos también a los cuatro vientos que no nos encontramos físicamente en nuestra casa. Según las circunstancias, puede ser peligroso.

Habrá quien opine que esto es ser demasiado miedoso o, al contrario, que no sirve de nada y ya es tarde para borrar todos los datos que hemos esparcido. Yo opino que, al menos en la medida que podamos y se nos ocurra, debemos ser precavidos. Para mi el objetivo es hacerlo sin renunciar a las estupendas posibilidades que el mundo virtual nos otorga.

 

Deja un comentario