Sobre mí

Mi historia

Si has llegado aquí es porque quieres conocerme un poco mejor. Te contaré que he vivido en primera persona bastantes cambios que me traído la vida y que me han reclamado que aprendiese algo diferente. Y sé que no es fácil y muchas veces me ha costado adaptarme.

Algunas veces la necesidad de adaptarme me la he impuesto tomando decisiones arriesgadas pero que consideraba necesarias. Otras veces la imposición ha venido desde fuera. Siempre he confiado en que lo que me hará salir más o menos bien parada será una buena actitud, tener unos anclajes fuertes, actuar y trabajar mucho.

De forma resumida he estudiado ingeniería informática, un par de masters en finanzas y en banca y multitud de cursos sobre marketing online y analítica digital y social.

Pero hasta que no me he puesto a trabajar con clientes no he empezado realmente a aprender. Trabajé durante 10 años por cuenta ajena sin cambiar de empresa y llevo desde el 2016 por mi cuenta por elección propia.

Empecé con el desarrollo web y la gestión de redes sociales. Luego me fui especializando de forma natural en el diseño web y la consultoría de marketing digital. La evolución hacia la analítica digital es lógica porque para evolucionar en el entorno cambiante actual hay que tener datos.

Como a casi todas las personas me motiva ayudar a los demás y tengo una tendencia natural a explorar campos diversos, lo que en mi dedicación profesional supone una ventaja. 

Comparto contigo mis valores

  • Ayudar a los demás: tomar las decisiones enfocándose en solucionar un problema a las personas.
  • Cumplir las promesas: cumplir con la palabra que se da sigue de moda. Dejar claro hasta qué punto vamos a poder cumplir con las expectativas de los demás es necesario.
  • Independencia de pensamiento: tener criterio propio y espíritu crítico por encima de las tendencias.
  • Reconocer los errores: nadie es perfecto y nuestra vida debería ser un proceso de mejora.
  • Adecuada atención a proveedores, colaboradores y clientes: nos relacionamos con personas y siempre hay algo que aprender en este ámbito. Es increíble como se cometen aquí errores que nos pasan un alto precio.
  • Definir límites de forma adecuada: realizar una atención exquisita pasa porque estén claras las cosas desde el principio.
  • Capacidad de esfuerzo: sin trabajo no hay resultado, es así de sencillo y claro.
  • Y para terminar, ¡¡alegría y buen humor!!: primer requisito para que la felicidad nos acompañe. Atraemos lo que está en nuestra onda. Después de todo, lo que pretendemos mejorando nuestra situación profesional es estar nosotros mejor.